Producciones Animadas

Moriarty

Moriarty

Los cinco integrantes de Moriarty acudirán a su cita con el público español para dar una visita guiada a lo que ellos mismos definen como el sonido de Moriartylandia.

¿Quiénes son Moriarty?
La única cosa que sabemos seguro es que son cinco : una diva y sus cuatro hermanos. Sin olvidar a Gilbert, miembro secreto del grupo de quien se cuenta que mueve los hilos desde la sombra. Todos viven, crean y cultivan sus excentricidades en un territorio que ellos mismos llaman \"Moriartyland\". Se ignora de donde vienen: llegaron a finales del siglo pasado, y allí se quedaron. Como cantan en inglés, se supone que algunos de ellos provienen de América...

¿Y su música?
Como en todas las bellas historias, la música de Moriarty nació de una serie de casualidades y de accidentes. Uno lo sospecha al descubrir algunos temas que parecen salidos de un cabaret folk desbaratado: una acústica desnuda, llena de asperezas y de imprevistos, tejida entorno a la voz potente y profunda de una diva salida de otro tiempo. Esta música está poblada por presencias lejanas: folk americano e irlandés, blues rural del sur de los Estados Unidos, country encantado y elegantemente polvoriento, y tal vez también el espectro de un exilado alemán que se parece extrañamente a Kurt Weill. Y, sobre todo, nos cuenta historias...

¿Verdaderas historias?
A veces, si. Como la de Lily, alistada al ejército a los 19 años, que se confía a Moriarty durante la última noche de su vida civil. A veces, no es más que pura ficción... canciones tras los pasos de las noticias o de cortometrajes donde se cruzan personajes que nos evocan los rostros de miradas intensas de las fotos tomadas durante la Gran Depresión o las frágiles heroínas tomadas por el objetivo de Lewis Caroll.

¿A que se parece Moriarty?
Hay que imaginar una pequeña banda, allí, sobre el escenario. O tal vez en medio de un bosque nocturno, de un hotel deslucido o de un castillo en ruinas. La diva y sus cuatro hermanos se reagrupan alrededor de un único micrófono, plantado entre un viejo escritorio y un biombo. Cultivan una elegancia intemporal y un cierto sentido de la etiqueta, para llevar al público más allá del tiempo, haciéndole soñar con esos grandes ojos abiertos, a condición de que el los cierre. Moriarty interpreta con instrumentos acústicos, entre ellos una guitarra de 1957 que perteneció a Joan Baez. Porque, efectivamente, hay conexiones de este género en la música de Moriarty. Se rumorea que la madre de uno de los músicos había inspirado \"Girl From The North Country\" a Bob Dylan.

¿Finalmente, quién es Moriarty?
El héroe fugitivo de un relato de Jack Kerouac (o también de Conan Doyle?); un desconocido que dio su nombre a un pueblo perdido de Nuevo México; un aviador que una mañana de mayo decidió volar por debajo de la torre Eiffel; un enigma; un anacronismo musical; una patria de adopción?

Zona de Prensa

Comparte

PP.AA en Flickr