Producciones Animadas

Ladytron

Ladytron

En el año 2001, los frutos de lo que sería el nuevo movimiento electro-rock empezaron a caer. El disco 604 de Ladytron fue primordial en este primer ataque. El disco se convirtió en influencia para el propio género mientras el grupo impactó a nivel mundial estética y estilísticamente. Un año después publicaron Light & Magic, con hits como Playgirl o Seventeen mostrando el balance que se establecía entre la vulnerabilidad emocional y la ingenuidad psicológica, personificado en las voces opuestas de Helen Marnie y Mira Aroyo, y que creó un mundo propio que debía ser explorado.

Paralelamente potenciaron sus directos con una posición única en la que adoran tocar en directo los instrumentos más exóticos, como esos antiguos sintes que les han dado su particular sonido. Estas primeras giras y sus ganas de experimentar propiciaron la llegada de un nuevo disco, Witching hour, que supuso su trabajo más complejo hasta la fecha y que les acercaba más que nunca a los sonidos indies. A estas alturas el grupo ya era masivo y congregaba a multitudes en sus conciertos. Con este disco habían conseguido lo más complicado al, simultáneamente, redefinir y escapar del género.

En este momento, de máxima libertad y reconocimiento masivo es cuando llega su nuevo trabajo Velocifero (Sinnamon Records). Producido por Vicarious Bliss (Ed Banger Records) y Alessandro Cortini (Nine Inch Nails), su nuevo material traspasa los límites del electro-pop y conecta con una oleada fresca de soul distorsionado. Mira y Helen han evolucionado como músicos y compositoras, creando provocativas armonías para canciones como Runaway o I\'m not scared, consiguiendo, al fin, esos sonidos que imaginaban al componer y que hasta la fecha no lo acababan de conseguir del todo. Por ello, este Velocifero, es su más completo disco.

Zona de Prensa

Comparte

PP.AA en Flickr